viernes, 23 de enero de 2009

Orgulloso y a la vez avergonzado de ser español

  • Orgulloso por la variedad de lenguas, paisajes y costumbres que conforman a mi pais.
  • Avergonzado por la llamada "fiesta nacional" en la que se tortura, humilla y asesina a un animal por diversión o "arte".
  • Orgulloso por la hospitalidad de su gente y su manera de ser alegre y desenfadada.
  • Avergonzado por la chabacanería, la ordinariez y la casposidad de personajillos que pueblan nuestra televisión y que se dedican al cotilleo y al critiqueo indiscriminado.
  • Orgulloso de que, pese a que esté un poco colapsado, tengamos uno de los mejores sistemas sanitarios del mundo en el cual , lo principal son las personas, sin importar quienes sean, lo que tengan o de donde provengan.
  • Avergonzado del descontrol que hay en todos los ámbitos, siendo España un paraíso de ladrones, mafiosos y vividores.
  • Orgulloso de tener ciudades tan modernas, cosmopolitas y abiertas al exterior como son Madrid, Bilbao, Barcelona, Valencia, etc.
  • Avergonzado de una panda de politicuchos con el dinero y el poder como bandera, alineen y embauquen a unos ciudadanos con promesas irrisorias, hipócritas y cínicas, con el único fin de conseguir el poder.
  • Orgulloso del buen hacer de tantas y tantas personas que no salen por television ni se les reconoce públicamente pero que hacen que España sea uno de los paises más solidarios del mundo.
  • Avergonzado de tanto empresario sin escrúpulos que se aprovecha de la desgracia y la pobreza ajenas para enriquecerse a cualquier precio.
  • Orgulloso de todas las personas que conocí en otro pais con las que compartí ideas tan distintas y opuestas en las que , pese a todo, encontré la amistad y el respeto mutuo.
  • Avergonzado de que , por unos pocos violentos, se dañe tanto la imagen de otras personas que , con ideas parecidas, defienden el dialogo y el entendimiento.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal